Kaleeg’s Weblog

presentaciones, ensayos e ideas

Ética y Estética de la ciudad November 6, 2007

Filed under: Apuntes de Teoria y diseño — kaleeg @ 12:11 am

Estética  y Ética de la ciudad La ciudad y la estética Hoy, un millón de personas por semana se encamina en dirección opuesta. de los campos a la ciudad. Tras la dramática estadística se esconden realidades viscerales muy distintas, que ligan la forma urbana, formada por el impacto homogenizador de los flujos globales de capital, gente y energía. cada forma urbana compacte, en altura, baja hiperdensa, dispersa y extendida, poli céntrica, monocéntrica, orgánica, geométrica, informal o no planeada, conlleva su propio conjunto de consecuencias sociales, económicas y ambientales.  La estética esta ligado a nuestra vida diaria, ya que es la excitación de nuestros sentidos; como seres humanos vivimos de nuestros sentidos somos casi esclavos a ellos, siempre buscando el modo de darle sensaciones placenteras. Desde el principio de la humanidad cuando los hombres comenzaron a cuestionarse la vida, surgió la necesidad de estar rodeado de objetos bellos que dieran punzantes sensaciones para nuestro ser. Los poetas, los primeros observadores de la belleza, dedicaron su vida  la contemplación de la hermosura.  La estética nació de la observación y contemplación del hombre al mundo que lo rodeaba, y una vez que designo e identifico los objetos pudo entenderlos con más precisión. Le dio valores y amo algunos objetos y desprecio otros. De los sentidos surgió la identificación de la belleza. Así pues la percepción de estética surgió con los Poetas los grandes observadores del mundo; pues antes que el razonamiento fue el mito y antes que los filósofos los poetas. Los Poetas moldearon el alma de los humanos y fueron los pioneros en la búsqueda de la estética.  Ver la belleza como un fundamento de teorías conlleva a un problema mayor, el de determinar su objeto. La estética es tan relativa, que no se puede encasillar en un método lógico; esta compuesta por elementos varios,  tales como la cultura, los parámetros de belleza del observador, la política, y a variedad de perspectivas. En México los ricos buscan protección en los clubes de golf residenciales, en comunidades cerradas y armadas, o en los guetos verticales de Santa Fe con sus relucientes edificios altos junto a caseríos orgánicos pero bien establecidos, donde el sector informal constituye el sesenta por ciento de la economía de la ciudad. A pesar de la gran calidad de los barrios  bien planeados de principio del siglo veinte, como la condesa y la Roma, arquitectos y planificadores luchan para convencer a los líderes cívicos de que intensificar las zonas céntricas es la solución para sus deficiencias infraestructurales masivas.    La ciudad y la sociedad La ciudad no es la representación o conjunto de representaciones, existe antes que nada el sistema de ideas, más o menos coherentes, de aquellos que hacen la ciudad, la diseñan, le dan una estructura o al menos agregan su aportación a lo hecho en el pasado. Ya que la representación de la ciudad y representación de la sociedad van juntas.   La ciudad esta sujeto a la determinación que tiene la sociedad de su espacio y el espacio general: Cómo la gente percibe la ciudad, su trazado urbano y la reacción a su arquitectura.  La ciudad esta sujeta a la sociedad en todo sentido. La estética es el reflejo mismo de la percepción que se tiene de ella.  Es la transición de una comunidad basada en los bienes hereditarios a una sociedad construida sobre la base de los bienes electivos y de la asociación. Los caracteres atribuidos a la sociedad y a la personalidad urbana se ven sujetos a las relaciones primarias (con la familia y los vecinos) y las relaciones secundarias (las asociaciones destinadas a fines particulares).  Aun así la sociedad a evolucionado y las formas comunitarias desaparecen frente a la competencia de los individuos. De esta manera, junto con algunos elementos positivos se va definiendo una patología de la sociedad urbana y de la personalidad del ciudadano: individualismo exasperado, personalidad disgregada, falta de participación o política, anomia y delincuencia.    Estereotipo de la ciudad  La urbanización ¿lleva ineludiblemente a la desorganización social? Los rasgos culturales de la sociedad rural, ¿desaparecen por completo con la migración? En la ciudad, incluso entre las clases más pobres, ¿no se establecen acaso otra formas de solidaridad y de organización? Este conjunto de problemas cuestiona el estereotipo de una personalidad urbana uniforme y de una evolución lineal de los rasgos culturales existentes durante la transición del campo a la ciudad.    La población es el índice más simple de la importancia y el desarrollo de las ciudades; es su expresión y se la puede considerar a través del juego de los mecanismos demográficos y migratorios, como un factor explicativo, causa y efecto.   La aceleración de urbanización en la década de 1950 en adelante se divide en los países industrializados y los países en desarrollo, ha ido creciendo siguiendo el ritmo del propio movimiento natural y mortalidad, al margen de la inmigración extranjera.    La ética de la ciudad La ética de la ciudad se ve reflejada en el comportamiento de los ciudadanos hacia ella. Un ciudadano que se involucra, se vuelve conciente de la raíz de los problemas más allegados de la ciudad; como el desequilibrio de repartición de bienes. Unos pocos tienen todo  y todos tienen poco. El abusivo poder que somete  al pueblo, a la clase baja, a vivir en zonas marginadas, carentes de todo servicio público,  es el que dicta la limitación de la estética; pues la vuelve sujeta directamente al poder de adquisición de monetaria.  Este poder no tiene otro nombre que el del Gobierno, pues el, controla un gran porcentaje de capital general de los habitantes de su federación.  Así juegan todos estos factores que se vuelven uno: La ciudad. La nueva base de la sociedad, pues cada vez es mayor la influencia que presenta el lugar en el que habitamos, se ve reflejada en nuestro de crecimiento de ideas.   El hombre contemporáneo, el hombre apegado a su cultura, ligado a la sociedad que le rodea  y que cada vez  más influyente a su persona; se vuelve tan susceptible a la decadencia y al consumismo.  Nos encontramos en una sociedad desechable y por ende la estética y ética en una ciudad van en decadencia.  Desde la creación de objetos, llámese construcciones o edificaciones, que brinden nuevas posibilidades para una ciudad, hasta la creación de una ciudad entera para la capital de un país, cómo se vio en Brasil, la estética comienza a entrar nuevamente a un apogeo, o una explosión contagiosa.  La globalización ha permitido marcar parámetros más concretos y delimitantes, no limitantes, para una valoración generalizada hacia el objeto de la estética. Las personas se ven más ligadas a la búsqueda de la belleza, pues están constantemente bombardeadas por sus estereotipos, reciben grandes dosis a través de la mercadotecnia; ahora tan avanzada y diestra en el entendimiento del hombre contemporáneo.     El capitalismo, una seudo continuación del complejo feudal de los burgueses, ha logrado que el poder de adquisición se concentre en un pequeño porcentaje de individuos,  limitando nuevamente al crecimiento del embellecimiento total de la ciudad.  La valoración de la estética y la ciudad La ciudad y la estética es un vínculo entre el medio ambiente urbano, pobreza y calidad de vida en sectores populares urbanos.  Para valorar la estética se debe comprender y proponer las relaciones estéticas que suceden en los escenarios urbanos, en especial en sectores populares o periféricos de las ciudades; teniendo en cuenta el cruce de aspectos físicos, sociales, políticos y económicos que se traduce en emergencias de representación, percepción y prospección de la estética.   Estudio de casos específicos: ciudades nuevas y renovación urbana Gran Bretaña: la última ciudad nueva y  la renovación urbana en Londres Milton Keynes. Se presenta como el ejemplo de una de las mayores ciudades de la última generación en Gran Bretaña. Sus metas (algunas cumplidas) han sido las siguientes:-Reforzar el carácter unitario de la nueva ciudad como una unidad autónoma de gestión. -Incentivar el desarrollo de áreas urbanizables con ventajas competitivas de localización.-Rápida implementación de lugares para el comercio, vivienda, educación, salud, empleo, recreación, transporte y servicios públicos.-El planteamiento de políticas locales para no perjudicar ola actividad agrícola circundante.-Proporcionar facilidad para los requerimientos del cambio social y el desarrollo de la tecnología.   Ciudades nuevas y nuevas comunidades Las ciudades nuevas, se han originado en una política federal con la participación de los gobiernos estatales, las comunidades locales y, sobre todo, la gestión privada de urbanizadores y corporaciones industriales, científicas o de servicios.  El objetivo de estas nuevas comunidades es el control de la expansión urbana y detener el deterioro ambiental de las ciudades y áreas urbanas metropolitanas. La preservación de la naturaleza, la innovación tecnológica, la independencia, la seguridad u las condiciones estéticas, son valores o idea-fuerza que se han dado para el desarrollo de estas nuevas comunidades en las principales regiones metropolitanas en expansión.   Ciudades remodeladas -Reconstrucción de Berlín. La exposición internacional de Arquitectura en 1987. -Remodelación de Barcelona. El parque Olímpico-Remodelación de las comunidades de recreación y turismo en Andalucía.-Creación de las comunidades residenciales: Marbella y la Costa del Sol.-Comunidades residenciales urbanas. Jardines Puerta de Elvira, Granada.

 Renovación urbana. La intervención singular El museo de Guggenheim en Bilbao, País Vasco. En la comunidad autónoma del País Vasco se han desarrollado importantes estrategias de planificación territorial y desarrollo urbano. Entre ellas el Plan de Ordenamiento Territorial de las Provincias Vascongadas y el Plan de la Ciudad de Vitoria desarrollando por la comunidad autónoma y encomendando a Talleres de Ideas, dirigida por el Arquitecto Alfonso Vergara. En los inicios de la década de 1990, la ciudad de Bilbao, capital del País Vasco, presentaba una situación de inestabilidad, con bases económicas que se desmoronaban y un desempleo que aumentaba notoriamente. La estrategia urbana definida en 1989 con un Plan de Revitalización para la zona, no contemplaba de manera directa una intervención para este sector de Bilbao. De esta manera aparece como en un sueño la idea de la llegada de un grandioso edificio, el cual genera la afluencia de miles de turistas. El proyecto de un gran museo moderno para la ciudad de Bilbao, se inicio con el concurso realizado en 1992, por la Fundación Guggenheim después de escoger a Bilbao como ciudad que lo acogiera. El proyecto fue asignado al arquitecto Frank Gehry. Esta obra que ha despertado un gran atractivo, especialmente por la concepción espacial que posee el edificio en sí. Pero uno de los aspectos de mayor interés es el gran impacto que la obra genera en un gramito de la ciudad. El museo significo el inicio de la rehabilitación de una zona industrial antigua y obsoleta de la ciudad, y por lo tanto, seguimiento los principios de Rossi, se constituye en un agente del cambio y renovación urbana.   Especialización y morfología de estrategias urbanas  La planificación de una ciudad puede llegar a resolver los problemas fundamentales en ella, es un método de dirección de un proceso, es la selección de alternativas y medios para la acción, en función del costo-beneficio.  Llenando de diferentes opciones que contienen implícitas ciertas imágenes-objetivos y a los escenarios de orden socioeconómico y político que los enmarcan.  Así que existen soluciones reales para la ciudad y su estética, solo es necesario una planeación (con un anticipo de deterioro) y un capital distribuido para las diversas necesidades de la ciudad.           -Lynch Kevin, Echar a perder  un análisis de deterioro (2005), Editorial Gustavo Gili, Barcelona. -Burdett Ricky, Sintiendo la Era Urbana, Primavera 2007, Arquine, Editorial La Ciudad, México, DF.  Conferencias Ambiente y Metropolización de Jerome Monet 

 

2 Responses to “Ética y Estética de la ciudad”

  1. Ivette Says:

    Padre tu foto!
    Pero en esta parte solo plasmas texto sin imagenes, links..hipertextro..bondades que hay que aprovechar del wEBLOG!!

  2. Ivette Says:

    sOLO TEXTO?? Y ES LA ÚLTIMA SEH¿GUN TU RECOR DE ENTRDAS QUE ESCRIBISTE..FALTARON TEMAS COMO COMUNICACIÓN SIGGNO, CUIDADO MEDIO AMBIENTE, ÉTICA, TRABAJO FIONAL, ESTILOS ARTISSTICOS???

    QUÉ PASÓ? NO SPE POR QUÉ EN EL ÚLTIMO MES TE VENISTE D EMAS A MENOS..SIN MUCHAS GANAS E INTERÉS? OJALÁ RETOMES LA ENERGÍA QUE TENÍAS EN LOS PRIMEROS MESES..ES MUY IMPORTANTE PAR ATODAS LAS MATERIAS!!


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s